Mariana Rojas-Aréchiga

Muchos han sido los que han contribuido de alguna u otra forma con el Instituto de Ecología. Algunos seguimos en este camino, otros más lo cambiaron y unos pocos alcanzaron su destino.

     En este último grupo quiero recordar a nuestra querida colega Ana Irene Batis. Ella fue la encargada de mantener viva la página web de nuestro Instituto durante algunos años, y digo viva porque ella la actualizaba, buscaba información de interés para la comunidad como eventos académicos, congresos, conferencias, eco-noticias, etc. También se preocupaba por despertar el interés hacia eventos culturales diversos, incluyendo información acerca de conciertos de música, cine, obras de teatro, exposiciones de pintura, etc., que día a día ofrece nuestra Universidad.

     Ella siempre tuvo un gran interés por la difusión científica y durante años acarició la idea de que el Instituto contara con una publicación sobre este tema. Parece ayer, pero aún recuerdo vívidamente los momentos en que mi entrañable amiga Ana me compartía una deliciosa taza de café y comentaba sobre la idea de revivir el boletín Oikos=.

     Ahora Oikos= vuelve a la vida con gran entusiasmo, aunque desafortunadamente ella ya no está aquí para colaborar en estos planes, es muy grato saber que este proyecto está vivo y que seguramente mantendrá a la comunidad de este Instituto más enlazada.