El difusionismo fue una escuela de pensamiento en antropología que intentaba explicar las culturas en términos del origen de rasgos o características culturales y su posterior dispersión o difusión hacia otras culturas. En su forma más extrema –llamada a veces hiperdifusionismo- postulaba que todas las culturas se habrían originado en un sólo centro de cultura ancestral. Así, el hiperdifusionismo consideraba que el contacto transoceánico con civilizaciones eurasiáticas era la única explicación posible del origen de las culturas americanas, incluyendo su agricultura. A inicios del siglo XX Grafton Simth, en trabajos publicados en 1929 y 1931, postuló que Egipto era el centro único de origen de la civilización y que sus rasgos culturales –junto con la agricultura- se habían dispersado hacia otras partes del mundo, incluyendo América. Hoy en día si bien se reconoce que puede existir difusión de algunos rasgos, se considera que la evolución paralela es otro mecanismo importante para explicar el origen de algunas características culturales, por ejemplo, la agricultura.

Para saber más

  • Smith, G.E. 1929. The migrations of early culture. UK, University of Manchester. 162 pp.
  • Smith G.E. 1931. The Influence of Ancient Egyptian Civilization in the East and in America. En V.F. Calverton (ed.): The Making of Man: An Outline of Anthropology. New York: Modern Library. 879 pp
  • Winthrop, Robert H. 1991 Dictionary of Concepts in Cultural Anthropology. New York: Greenwood.