Es estudiante del Doctorado en Ciencias Biomédicas, bajo la supervisión de la Dra. Ana E. Escalante. Su tesis de doctorado se centra en el estudio de las consecuencias fenotípicas de las modificaciones genéticas en las plantas. Específicamente, estudia cómo las modificaciones genéticas pueden afectar la interacción de la planta con el microbioma de la raíz. Para esto, utiliza la planta de algodón como modelo, y emplea herramientas libres de cultivo para estudiar los cambios en la diversidad y composición del microbioma en plantas con distinto nivel de modificación genética: silvestres, domesticadas y transgénicas.