David Brailovsky Signoret

Me refiero a la huella ambiental como la cantidad de recursos naturales, tanto bióticos como abióticos (e impacto ambiental) que una persona, grupo de personas o instituciones requiere(n) para poder vivir. Dentro de esta huella, también figuran los efectos secundarios de la producción, generación, caza, pesca o cosecha de los recursos consumidos de manera continua o invertidos en la generación de infraestructura y vivienda a más largo plazo. Actualmente las huellas ambientales se miden en términos de consumo de recursos y energía, pero también debieran considerar las externalidades poco conocidas y muchas veces no estudiadas de la contaminación y la alteración de los sistemas naturales y las cadenas tróficas. Diversas instituciones han realizado ejercicios para calcular las huellas ambientales de procesos específicos, destaca el Instituto de Resiliencia de Estocolmo, Suecia y varias universidades más.