Este número de Oikos= surge con motivo del décimo aniversario de la creación del Laboratorio Nacional de Ciencias de la Sostenibilidad (LANCIS), proyecto promovido por el Instituto de Ecología de la Universidad Nacional Autónoma de México en 2009 (Ver Oikos= Inauguración del Laboratorio Nacional de Ciencias de la Sostenibilidad. LANCIS fue diseñado para fomentar el tránsito hacia la sostenibilidad de nuestro país, y una de sus tareas más importantes es vincular la academia, con los diversos actores sociales, contribuyendo de esta forma a la articulación de la ciencia y la toma de decisiones.

     El número está conformado por artículos que muestran diferentes estudios en Ciencias de la Sostenibilidad que actualmente se realizan desde la UNAM, ilustrando la diversidad de participantes involucrados en ellos, que van desde alumnos de doctorado del Posgrado en Ciencias de la Sostenibilidad de la UNAM, a investigadores jóvenes que comienzan a explorar esta temática, hasta investigadores consolidados en el área.

     En gran medida gracias al entusiasmo de los jóvenes estudiantes de dicho posgrado se escribieron un total de 15 colaboraciones, todas ellas disponibles en línea. El PDF descargable incluye una selección de ellos, debido a que tiene una extensión máxima permitida.

     Las Ciencias de la Sostenibilidad estudian las interacciones entre los sistemas biofísicos y sociales —es decir, el acoplamiento de los sistemas socio-ecológicos— y se definen sobretodo por los problemas que abordan y por la contribución a sus posibles soluciones. Los artículos ilustran la complejidad de los problemas de sostenibilidad en México, como son la sobre-explotación de recursos naturales y el impacto que tienen a la satisfacción de las necesidades de las generaciones presentes y futuras, la creciente pobreza y desigualdad ante el cambio global, entre otros. En algunos de ellos se discute cómo estos problemas también son perversos, es decir, no existe una solución única, y a veces las soluciones planteadas pueden agravar los problemas; sin embargo, señalan la necesidad de la investigación para poder identificarlos en primer lugar, y luego explorar las posibles soluciones. Los textos reflejan un elemento fundamental de esta disciplina: la transdisciplina, un enfoque de trabajo que involucra tanto a actores académicos como no académicos, desde los inicios de un proyecto cuando se conceptualizan los problemas a atender, hasta la construcción conjunta de alternativas de solución.

     Oikos= 22 inicia con un relato de Marisa Mazari-Hiriart, María José Solares y Amy M. Lerner, en el que hablan de los retos y lecciones aprendidas en la creación e implementación del Posgrado en Ciencias de la Sostenibilidad, proyecto liderado por el Instituto de Ecología, y continúa con diversos casos de estudio que se relacionan con la Ciudad de México: Luis Bojórquez y Hallie Eakin describen un proyecto de investigación que explora la vulnerabilidad de las megaciudades, particularmente de la Cd. de México, ante el cambio global. En otro artículo Cristina Ayala analiza la situación de las áreas verdes en la Ciudad de México. Contamos además con dos manuscritos que hablan sobre el paradigmático humedal urbano de Xochimilco: Patricia Pérez Belmont y Beatriz Ruizpalacios investigan temas de transiciones rurales-urbanas y de basura, respectivamente. El tema del agua, tan importante para nuestra ciudad, se aborda en dos escritos: Alma Rosa Huerta y Adrián Pedrozo Acuña analizan su manejo, y en otro, de Yosune Miquelajauregui, Erika Luna, Rodrigo García y Fidel Serrano-Candela, se habla sobre cómo es posible estudiar este problema.

     También presentamos en este número 22 de Oikos= casos de estudio en otras áreas de nuestro país, con temas que van desde las aparentes disyuntivas entre conservación de recursos naturales y la subsistencia humana, escrito por Malena Oliva, como el reto que representa la ganadería para la conservación de los ecosistemas y sus posibles soluciones, escrito por Rocío Santos, Karina Boege, Juan Fornoni y César Dominguez.

     Shiara González Padrón revisa el desafío del agua en comunidades humanas, en particular las huicholas del Noroeste de nuestro país, mientras que Abril Cid describe qué son los mapas de vulnerabilidad y reflexiona sobre su utilidad para analizar la vulnerabilidad de la costa mexicana. Emilio Rodríguez por otra parte discute cuáles son los umbrales importantes para la protección de ballenas de Baja California Sur, y cómo se determinan. Por último, Verónica Elena Solares Rojas y Alonso Aguilar Ibarra escriben sobre un caso de estudio en Chiapas en el que analizan el impacto de la alteración del ciclo del agua sobre la seguridad alimentaria.

     Uno de los aspectos relevantes de la sostenibilidad es la necesidad de conceptualizar esta disciplina en desarrollo, para lo cual contamos con dos artículos que están relacionados con estos aspectos. Alejandra Hernández Terán y Ana E. Escalante nos hablan sobre el impacto de la domesticación y la ingeniería genética en la agrodiversidad; y Jesús Mario Siqueiros y L García, reflexionan sobre la relación entre el poder y la sostenibilidad, así como sobre la conexión entre lo social y lo ambiental.

     Estamos seguros que nuestros lectores estarán de acuerdo en que el esfuerzo de preparar este número ha valido la pena, ya que esta colección de 15 textos, en su conjunto logra reflejar un panorama completo y actual sobre las Ciencias de la Sostenibilidad en México.

     En nuestro próximo número recordaremos al recientemente fallecido José Negrete Martínez, un pionero de la ecología teórica y hablaremos sobre cómo es que aves como los colibríes logran vivir sólo de azúcar, entre otras sorpresas.

     Esperamos que disfruten este número 22 de Oikos= tanto como nosotros.

Lakshmi Charli Joseph, editora invitada
Laura Espinosa Asuar, Clementina Equihua Z. y Luis E. Eguiarte, editores.