Los organismos autótrofos (autos = propio; trophe = nutrición, alimento) son aquellos que producen su propio alimento a partir de compuestos inorgánicos. Los organismos heterótrofos (heteros = diferente, otro; trophe = nutrición, alimento) no pueden formar su propio alimento y dependen de formas de carbono sintetizadas por organismos autótrofos.