on 01 April 2021

Desde que las ciudades empezaron su crecimiento urbano, muchos animales han tenido que irse adaptando a estos cambios que provocan los seres humanos. Algunos se han refugiado en las áreas naturales cercanas tratando de evitar a la gente, y otros más se acostumbraron a la presencia humana y conviven con ellos en los lugares que escapan a simple vista. Los murciélagos no son la excepción, sin embargo, particularmente a ellos es difícil verlos en las ciudades debido a sus hábitos nocturnos y a que evitan exponerse a la luz. ¡O eso se creía... hasta ahora!

Estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de México han descubierto que algunos murciélagos visitan los parches de ciudad donde hay arboles y plantas que les proveen alimento como las flores de los cactus. Esto debido a la actual pandemia que mantuvo un ritmo de actividad bajo en la ciudad que dio paso a mayores avistamientos de animales dentro de ella. Si quieres conocer cuál murciélago es el visitante de cada noche y en dónde lo han encontrado, da click en el enlace para ir a la nota original.

 

  • Artículo Original:

https://apnews.com/article/animals-mexico-coronavirus-pandemic-botanical-gardens-bats-f788f698f44462d552c3fab780a74ced

 

 

on 23 March 2021

No se pierdan esta interesante charla del Dr. Medellín, en la cual hablará sobre la relación que hay entre los murciélagos y las enfermedades emergentes en una clase del posgrado de la UNAM.

Link del live: https://www.facebook.com/106647601481316/videos/4042250589166273

on 14 April 2020

0.Murcilagos y coronavirus banner v4

Como parte del compromiso del LECVT con la conservación, y en alianza con el Programa para la Conservación de los Murciélagos de México (PCMM), ponemos a disposición de nuestro público información actualizada y recursos para divulgación sobre temas relacionados con las amenazas que enfrentan los murciélagos actualmente como producto de la desinformación respecto a su rol en la actual pandemia. Invitamos a nuestro público a consultarlos haciendo click en la imagen o visitando las páginas en redes sociales:

FB: https://www.facebook.com/BioconcienciaPCMM/

TW: https://twitter.com/Bioconciencia__

IG: https://instagram.com/pcmm_bioconciencia

Utiliza las etiquetas #murcielagosenapuros#soninocentes#murcielagosaliados para difundir estos contenidos y evitar que los murciélagos se conviertan en una víctima más de la COVID-19.

 

on 20 January 2020

Recientemente ha circulado mucha información respecto a los incendios suscitados en Australia este verano meridional. Incontables muertes de diferentes especies de animales que quedaron atrapados en el fuego, aunadas a las condiciones ambientales extremas que se han presentado en el continente, han provocado que sus poblaciones estén amenazadas o en peligro de extinción en vida silvestre. Los murciélagos conocidos como zorros voladores no fueron la excepción: a pesar de que no les afectaron directamente los incendios de este año, Australia sufrió una ola de calor en diciembre que aumentó rápidamente la temperatura ambiental, llegando a los 43 grados en algunos lugares y ocasionando que al menos 4,500 zorros voladores perecieran en el Parque Yarra Bend (National Geographic, 2020).

Estos animales forman colonias a la intemperie en árboles y tienen su época de parto entre septiembre y octubre, por lo que para diciembre y enero ya tendrían crías. Hasta noviembre todo había transcurrido con normalidad en el lugar, pero en los tres días previos a la Navidad comenzó la ola de calor y al poco tiempo los murciélagos empezaron a perecer deshidratados, en especial sus crías.

Las muertes de zorros voladores por olas de calor en épocas de verano y primavera son comunes, llegando a cientos en ocasiones, pero sin efectos significativos sobre la población. Sin embargo, en esta ocasión la ola de calor diezmó no sólo la población de adultos sino también de la generación siguiente debido a las fechas tempranas en las que sucedió (Welbergen, 2008). Según los investigadores, esto es motivo de preocupación: aún se encuentran calculando las cifras de mortalidad, así como tomando medidas necesarias para, con gran esfuerzo, evitar más muertes por calor en lo que queda del verano.En el futuro, ante un clima cambiante, estos escenarios podrían empeorar significativamente.

Fuentes: