Vegetación de Metztitlán

Vegetación de la Barranca de Metztitlán

Los cambios repentinos de altitud y sustrato, su posición dentro de la Sierra Madre Occidental, la cantidad de tipos climáticos que presenta y el  ser refugio Pleistocénico de la biota desértica mexicana hacen de Metztitlán un sitio de gran diversidad en cuanto a  comunidades vegetales que pueden ser observadas prácticamente una junto a otra a lo largo de toda su extensión: Bosques de pino, de encino o juníperos en sus partes altas y frías, imponentes bosques de viejitos (Cephalocereus senilis) de más de 4 metros, extensas nopaleras de vistosas flores rojas, lilas y amarillas, gigantescos paredones cubiertos de cientos de agaves,  largos manchones de selva baja de las que asoman cactáceas columnares (Isolatucereus sp), las gigantescas biznagas (Echinocactus platyacanthus) que pueden pesar más de 600 kg y que dan sombra a una impresionante diversidad de pequeñas y vistosas cactáceas mamilarias.
 
Fotografía: Rodrigo González
La flora de las partes bajas y áridas de la reserva pertenecen en su mayoría a la provincia florística denominada altiplanicie por Rzedowski (1994) cuya característica notable es la presencia de plantas endémicas, con dominancia de matorral submontano y xerófilo y las partes cuya altitud es superior a los 2000msnm pertenecen a la provincia florística Sierra Madre Oriental, donde la vegetación está conformada principalmente por bosque de pino-encino y bosque de encino.

Esta región forma parte del desierto Queretano Hidalgense y debido a la afinidad que muestra con el desierto de Chihuahua y de Sonora, y a la relación que existió con éstos en el Oligoceno y Mioceno,  es considerada como refugio del Pleistoceno de la biota desértica mexicana (Axelrod, 1983), por lo que en este sitio tenemos un museo vivo y funcional de lo que pudo haber sido la vegetación en México hace 10,000 años.

Actualmente funciona como corredor biológico de las zonas áridas en el altiplano Central del país (Briones, 1994; Challenger 1998) y muestra gran afinidad con la región de Tehuacán-Cuicatlán, uno de los puntos de mayor diversidad de especies xerófitas de México.

La lista preliminar de especies de plantas comprende 465 taxa pertenecientes a 270 géneros y 83 familias.  En la reserva se encuentran representadas 71 familias, 221 géneros y 392 especies, de las cuales destacan: Asteraceae, Cactaceae, Leguminosae  y Agavaceae ya sea por el número de especies o por su diversidad.

Sánchez Mejorada (1978) utilizando la clasificación de Rzedowski (1968) reconoce para esta zona los siguientes tipos de vegetación: matorral submontano, matorral cactus-mezquite, matorral desértico calcícola, mezqutal extradesértico y matorral aluvial.  Por su parte, González e Hiriart (1978) reconocieron siete tipos de vegetación: bosque de aciculifolios (pinar), bosque mito de aciculi-coriacifolios (pino-encino), bosque bajo con hojas escamosas (de Juniperus), matorral alto espinoso con crasicaules matorral alto subinerme, pastizal y selva baja caducifolia. Y por último, Puig (1991) en su estudio sobre la Huasteca incluye el matorral crasicaule de la Barranca de Metztitlán señalando dos grupos ecológicos:  el de Cephalocereus senilis y el de Isolatocereus dumortieri.

Bosque Tropical Caducifolio

Estos bosques típicos de ambientes secos se caracterizan por perder sus hojas en la época seca del año (noviembre a marzo) dando una apariencia desértica a esta selva tropical.

El estrato arbóreo está dominado por Bursera morelensis y Prosopis laevigata, que dominan el paisaje en tiempos de lluvia, mientras que en secas pueden distinguirse varias especies: Mirtillocactus geometrizans (garambullo), Cephalocereus senilis (viejito), Isolatocereus dumortieri (órgano cimarrón), gigantescos nopales (Opuntia sp), Marginatocereus marginatus,varias especies de Acacia y Agave xylonacantha.
La presencia de este bosque es muy característica de las exposiciones oeste de los cerros cercanos al Rio Venados en las partes bajas de la barranca.
 

Fotografía: René Cerritos

 

Fotografía: Luis Eguiarte Fotografía: Luis Eguiarte

 

Matorrales Xerófilos

Esta vegetación, típicade ambientes áridos, domina la reserva de la Biosfera de Metztitlán.La inmensa variación de climas que hay en la reserva, repercute en la impresionante diversidad de ambientes áridos que pueda verse dentro de la reserva.De esta forma, dependiendo de su nivel de humedad o tipo de suelo, es que podemos encontrar maravillosos bosques de viejitos (matorral crasicaule de Cephalocereus senilis), inmensas extensiones de órganos (matorral crasicaule de Stenocereus dumortieri), matorrales con nopales, yucas y uno que otro encino (matorral crasicaule de Opuntia imbricata), pedregosos matorrales submontanos o diversos matorrales rosetófilos con una de las mayores diversidades de especies de agave en el mundo.

Matorral crasicaule de Cephalocereus senilis: Esta asociación se puede distinguirpor la presencia de la especie que le da el nombre, cuyas cabezas blancas, que alcanzan una altura de hasta 5 metros, le dan un aspecto vistoso al paisaje.También puede observarse otras especies como Fouquieria splendens, Agave xylonacanchta y A. striata, que suelen estar en un suelo de tipo regosol no aluvial, sobre lutitas calcáreas (Puig, 1991).Estas comunidades vegetales son notorias en la base de los cerros que constituyen la Barranca de Metztitlán, particularmente a la entrada por la carretera en el Puente del río Venados.
 
 
Fotografía:Luis Eguiarte

Matorral crasicaule de Stenocereus dumortieri: Esta asociación vegetal, muy distintiva de este lugar, suele encontrarse de manera característica en las laderas de exposición Norte y noreste en el interior de la Barranca de Metztitlán, definida principalmente por la presencia de Stenocereus dumortieri, que con sus 6 metros de altura, asoma por encima de la vegetación. Es característico de un suelo feozem de color castaño, ligeramente ácido, derivado de unatoba volcánica. En esta asociación también puede observarse Yucca filifera, Prosopis, Bursera, Opuntia leucotricha, Myrtillocactus geometrizans, Acacia, Prosopis, Euphorbia, Aster, Croton, Plumbago,entre otras

 
Fotografía: Luis Eguiarte

Matorral crasicaule de Opuntia imbricata: Esta asociación vegetal, dominada por la especie que le da el nombre,se puede ver en laderas escarpadas al sur de la Barranca de Metztitlán sobre basaltos ígneos.

 
Fotografía:Luis Eguiarte

Matorral rosetófilo: Metztitlán es uno de los sitios con la mayor diversidad de especies de Agave en el mundo pues podemos identificar 12 especies distintas; de ahí que se puedan distinguir grandes extensiones de vegetación en la que dominan estas especies.Principalmente en la parte norte y baja de la barranca sobre suelos de tipo Fluviosol y Litosol, podemos distinguir comunidades de A. diformis, A. striata o A. lechuguilla.

 
Fotografía: Luis Eguiarte

Matorral submontano: En esta comunidad predomina el estrato arbustivo con una cobertura de entre el 80 y 90 % y una altura de los individuos de hasta dos metros a excepción de algunos individuos de Yucca filifera que aparecen de manera esporádica.

 
Fotografía: René Cerritos

Bosques Templados

Los bosques se distribuyen en las partes por encima de los 1800 msnmcon climas templados y suelo volcánico. En la reserva podemos distinguir los siguientes tipos :

Bosque de juníperos: Esta asociación vegetal se observa de manera característica en la parte alta de la Barranca de Ixcatlán, ubicada al Oeste del poblado Mesa Grande.Agave sp.

Bosque de pino-encino: Esta asociación vegetal se encuentra en una pequeña porción de la Reserva de la Biosfera en una altitud promedio de 2,160 msnm, se observa una cobertura vegetal en las proximidades de las poblaciones Zoquizoquipan y Los Arcos.

Bosque de encino: En la Reserva se distribuye hacia el noreste de la Barranca creciendo sobre luvisoles pedregosos en las cercanías de los poblados de Tlaxco y Mesa Grande, en el municipio de Metztitlán y hacia el noroeste formando masas puras de Quercus crassifolia que se desarrollan sobre rendzinas líticas en las cercanías de las comunidades de Agua Hedionda y Milpa Grande del mismo municipio. Hacia el Sur de la Reserva se encuentran poblaciones de Quercus castanea creciendo cerca de los bordes de la Barranca en forma arbustiva.

 
Fotografía: Luis Eguiarte

Pastizales

Actualmente y debido a la deforestación que se ha dado en bosques de encino, este tipo de vegetación introducida puede observarse en los márgenes de la barranca, sobre un sustrato de roca ígnea y suelos de tipo vertisol.Estas áreas están actualmente ocupadas por algunas acacias y nopales.



 
 
Fotografía: Luis Eguiarte

Vegetación Ribereña

En los terrenos cercanos a la Laguna de Metztitlán, se observa una vegetación característica sobre un suelo profundo con anegación temporal y la presencia de un manto freático elevado, lo cual permite que las plantas que ahí prosperan tengan suficiente humedad para su desarrollo.

Additional information