Conciliar la pesca y la protección de la tortuga amarilla

Las tortugas caguama, amarillas, cabezonas o Caretta caretta son ciudadanas del mundo. Esta especie vive en los océanos de todo el planeta pero, de acuerdo con un estudio sobre el estado de conservación de la especie de 2009, publicado por la National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA), las tortugas que nacen en las costas de Japón y migran a México, son la única población al norte del ecuador. 

     Esta tortuga realiza una de las rutas migratorias más largas para un vertebrado, de casi 12,000 kilómetros. Aprovecha las corrientes de Kuroshio, del Pacífico norte y de California para llegar hasta el Golfo de Ulloa, en la costa oeste de la península de Baja California en México. En esta región se estima que unas 43 mil tortugas amarillas pasan la mayor parte de su vida.

     Se sabe poco de esta especie, pero la (CONANP) indica que cuando alcanza la madurez sexual, entre los 16 y 40 años de edad, regresa a Japón a desovar. Al igual que las otras cinco especies de tortugas marinas que viven en nuestro país, Caretta caretta se ubica dentro de la categoría de peligro de extinción y por ello es protegida por leyes nacionales (NOM-059-SEMARNAT-2010) e internacionales (por ejemplo véase UICN).

     En el Golfo de Ulloa las tortugas amarillas encuentran un sitio único por su gran productividad. En ese lugar se concentran muchísimas langostillas rojas (Pleuroncodes planipes), su principal alimento. También es gracias a esta productividad que la zona soporta a muchas aves, otras especies de tortuga y gran diversidad de especies de interés pesquero, por ejemplo tiburones, rayas, lenguados, almejas, abulones, camarones, entre muchas cosas más.

     Debido a las actividades pesqueras, las tortugas amarillas llegan a ser capturadas, de manera incidental, en las redes de los pescadores. No se sabe con exactitud cuántas tortugas mueren de esta manera ya que los cálculos dependen de la información que proporcionen los mismos pescadores o de los diversos organismos que buscan protegerla.

     La muerte incidental de una especie en peligro de extinción, que además vive diferentes etapas de su vida en tres países: Japón, Estados Unidos y México, implica que se deben acatar acuerdos internacionales para el aprovechamiento pesquero que no dañen a la especie en cuestión. El Dr. Luis A. Bojorquez y su equipo del Laboratorio Nacional de Ciencias de la Sostenibilidad (LANCIS), iniciaron un proyecto en 2009 para desarrollar un programa de ordenamiento ecológico marino para la región del Pacífico norte. De esta manera se contaría con una estrategia de conservación para proteger a la caguama y, al mismo tiempo, permitir el aprovechamiento pesquero sostenible en el Golfo de Ulloa.

     Durante el trabajo los investigadores desarrollaron un modelo de sistemas que se basa en simulaciones matemáticas que estiman el efecto de la pesca incidental de tortugas sobre sus poblaciones. El modelo fue presentado a los miembros de las cooperativas pesqueras del Golfo de Ulloa, con el fin de ayudarles a apreciar el efecto de la pesca incidental sobre las tortugas amarillas. De esta manera pudieron entendieron que, incluso con pocos incidentes, se afectaba a la población de tortugas. A partir del modelo de sistemas y de estudios científicos previos, se desarrolló otro modelo para evaluar el riesgo ecológico; es decir para estimar el número máximo de tortugas amarillas que podrían ser atrapadas de manera incidental sin que la población sufriera grandes daños. Este modelo fue discutido en un taller con grupos conservacionistas.

     El enfoque transdisciplinario de este proyecto incorporó los problemas y las inquietudes de las comunidades involucradas (sectores sociales, gobierno y científicos), a fin de mejorar la legitimidad y credibilidad de la información que se usó para desarrollarlo. Este estudio forma parte del Ordenamiento Ecológico Marino de la Región Pacífico Norte que incluye tres propuestas de restricciones diferenciadas en tres Unidades de Gestión Ambiental en el Golfo de Ulloa. Una vez desarrollada la propuesta de ordenamiento ecológico, SEMARNAT lo hace público, siguiendo la normatividad en materia de política ambiental para la prevención y solución de conflictos ambientales.

     El programa considera la disminución de la tasa de mortalidad de las poblaciones de tortuga amarilla a través de un aprovechamiento pesquero sostenible y la preservación de condiciones ambientales que soportarán una población mínima viable. Así, se contribuye a la protección de la especie y su hábitat de crianza, al tiempo que se atienden las preocupaciones sociales y económicas de las cooperativas pesqueras de la región y de conservación de los grupos ambientalistas.

     Los resultados de este estudio fueron clave para la firma del ACUERDO por el que se establece una zona de refugio pesquero y medidas para reducir la posible interacción de la pesca con tortugas marinas en la Costa Occidental de Baja California Sur, publicado en el Diario oficial de la Federación el 10 de abril de este año (DOF 10/04/2015).

     El reporte de NOAA de 2009 previene que la pérdida de la población de tortugas Caretta caretta del Pacífico norte provocaría un gran hueco en el área de distribución de la especie, ya que las hembras siempre regresan a su lugar de origen. Es decir, las tortugas que desovan al sur del ecuador de ninguna manera repoblarían al norte de éste. El Programa de Ordenamiento Ecológico Marino y regional del Pacífico Norte propuesto por el trabajo de investigación del Dr. Bojorquez y su equipo, junto con una política pública clara y respetada, dan las condiciones necesarias para que México contribuya a la conservación de la especie.

Fuentes

  • CONANP. La Tortuga Caguama (Caretta caretta).
  • Conant, T.A., P.H. Dutton, T. Eguchi, S.P. Epperly, C.C. Fahy, M.H. Godfrey, S.L. MacPherson, E.E. Possardt, B.A. Schroeder, J.A. Seminoff, M.L. Snover, C.M. Upite, and B.E. Witherington. 2009. Loggerhead sea turtle (Caretta caretta) 2009 status review under the U.S. Endangered Species Act. Report of the Loggerhead Biological Review Team to the National Marine Fisheries Service. EUA.
  • (Programa de Ordenamiento Ecológico marino y Regional del Pacífico Norte)
  • SEMARNAT. (Bitácora de Ordenamiento Ecológico Marino y regional del Pacífico Norte).
  • Curso de Ordenamiento Ecológico.

Leer más proyectos