Cambio climático, sostenibilidad y edificios verdes

El proceso de edificación requiere del uso de combustible fósiles y demanda energética que son de las principales fuentes de liberación de CO2, ocasionando que toda el sector de la construcción tenga un fuerte impacto ambiental. Con el fin de contribuir a disminuir el impacto que representa el proceso de construcción y cada una de las etapas de operación del inmueble se deben tomar en cuenta el consumo y la descarga de agua, así como el manejo de los residuos sólidos, la calidad del aire y los materiales de construcción.

     Un edificio verde es un inmueble en el que se busca disminuir su huella ambiental en el total de su ciclo de vida. Esto se logra a través del manejo de residuos, uso responsable de materiales, ahorro de agua y energía, así como ofrecer confort al usuario.

     En México existen distintas iniciativas que colaboran con organismos internacionales para trabajar en los programas de certificación de edificios construidos en el país. Por ejemplo, la Iniciativa de América del Norte y el Consejo Mexicano de Edificación Sustentable se han encargado de adaptar los estándares y parámetros del sistema de clasificación de edificios verdes. También distintas instancias gubernamentales han promovido programas de edificación sustentable y la generación de energía alternativa. Un caso concreto es el Programa de Certificación de Edificaciones Sustentables de la Secretaría del Medio Ambiente del Gobierno del Distrito Federal.

     La Universidad Nacional Autónoma de México ha sumado esfuerzos para desarrollar, a través del proyecto del Laboratorio Nacional de las Ciencias de la Sostenibilidad del Instituto de Ecología, el primer edificio en la universidad diseñado con base en los estándares propuestos por la certificación LEED (acrónimo de Leadership in Energy and Environmental Design). El proyecto arquitectónico incorpora un sistema fotovoltaico, la automatización de la iluminación a través de sensores de presencia y un sistema de monitoreo que medirá los consumos de agua, electricidad, gas y manejo de residuos. El edificio fue diseñado con el propósito de aprovechar la iluminación y la ventilación natural para ahorrar, en lo posible, la instalación de sistemas de climatización y consumos eléctricos.
Puedes leer el artículo completo en el número 8 de Oikos=: Cambio climático, sostenibilidad y edificios verdes.

Leer más de nuestro trabajo

Revista Oikos=

Oikos22