Los perritos llaneros y los pastizales de Janos, Chihuahua

Las praderas de Norteamérica fueron plasmadas en innumerables películas del viejo oeste. Muchas escenas mostraban a las enormes manadas de búfalos que pastaban en las extensas llanuras mientras indios y blancos luchaban entre sí, buscaban vivir en uno de los biomas más productivos del mundo. Sin embargo, uno de los protagonistas más importantes de ese ecosistema era ignorado en todas ellas: el perrito llanero. W. Disney rescata la imagen de este animal en su documental de 1954, La Gran Pradera (The Vanishing Prairie), y lo presenta como un gracioso habitante de este ecosistema.

     Tristemente, por décadas, alrededor de la época en la que se filmó el documental de Disney, se consideraba que los perros llaneros eran una especie muy dañina para las actividades productivas en las praderas. Durante ese tiempo hubo intensas campañas para exterminarlos en toda su área de distribución, desde el sur de Canadá hasta los estados del norte de México, hasta que quedó sólo un 2% de las poblaciones originales. Hoy, uno de los últimos sitios donde viven estos animales es la Reserva de la Biósfera de Janos en Chihuahua.

     El Dr. G: Ceballos y su equipo del Laboratorio de Ecología y Conservación de Fauna Silvestre del Instituto, descubrieron esta población hace más de dos décadas y desde entonces han enfocado parte de su trabajo en proteger a las praderas de Janos, a los perros llaneros y ha desarrollado investigación para entender su papel biológico. Gracias a sus estudios hoy se les considera una especie clave por su papel en el mantenimiento de la estructura y función de este ecosistema y en la prevención de la desertificación, especialmente en el sur de los Estados Unidos y México.

Los perros llaneros y los pastizales

     Este trabajo permitió obtener pruebas sólidas de que los perros llaneros contribuyen de manera importante en la provisión de servicios ecosistémicos, ya que sus actividades subterráneas son muy positivas para el pastizal. Por ejemplo, se observó que en donde hay perros llaneros:

  • Los suelos son menos compactos y menos propensos a la erosión que los dominados con mezquite,
  • Las condiciones del suelo favorecen la germinación de semillas y la penetración de las raíces de pastos y hierbas.
  • La infiltración del agua es mayor.
  • Previenen la erosión porque mantienen la cobertura vegetal cuando recortan la vegetación para protegerse de los depredadores.
  • Mantienen el forraje disponible para el ganado porque promueven el crecimiento constante de pastos y hierbas.

Impacto global de los perritos llaneros

Los perros llaneros y sus actividades tienen un impacto local, pero también los resultados revelan que lo tienen a nivel regional y global ya que contribuyen a mitigar el cambio climático gracias al almacenamiento del carbono que hay en los pastizales donde se encuentran sus colonias.

     Los pastizales templados cubren 9 millones de km2 en el mundo, lo que representa entre el 10 y 30% del carbono del suelo del planeta, pero las actividades de labranza aumentan la liberación de carbono a la atmósfera y la agricultura intensiva lo puede hacer aún más. Sin duda alguna, al desaparecer los perros llaneros se pierden los servicios ecosistémicos que proporcionan, así como los pastizales como ecosistema, propiciando la desertificación.

Conservar los pastizales de Janos, Chihuahua

Hoy en día los retos ambientales requieren de entender los procesos de los ecosistemas y de las poblaciones de seres vivos, así como de vincular la investigación científica con la toma de decisiones. El trabajo que se hace en el Laboratorio de Ecología y Conservación de Fauna Silvestre en la región de Janos, ha sido un elemento importante para la elaboración del plan de manejo de la reserva y para buscar mejorar las actividades productivas de los pobladores locales. Con ese fin se busca promover: junto con las autoridades estatales y locales, el desarrollo de prácticas adecuadas de manejo de la agricultura y el ganado, mantener y restaurar los pastizales, su biodiversidad y los servicios que proveen.

     Así mismo, las actividades del laboratorio buscan desarrollar proyectos encaminados a la recuperación del banco de semillas y al restablecimiento de poblaciones de animales como el hurón de patas negras, el bisonte y otras especies nativas.

     Los pastizales de muchas de las películas de mediados del siglo XX, son imagen de una lucha por conquistar la tierra que debe quedar en el olvido. Nuestra visión debe dirigirse a buscar una relación más armónica con la naturaleza. Las actividades que se desarrollen en la región de la Reserva de la Biosfera de Janos pueden ser el mejor ejemplo a seguir.

Fuente

  • Martínez Estévez, M. L. 2011. Evaluación del efecto de los perros llaneros (Cynomys ludovicianus) en la provisión de servicios ecosistémicos de los pastizales del norte de México. Tesis de maestría dirigida por el Dr. G. Ceballos G. Instituto de Ecología, UNAM.

Leer más de nuestro trabajo