¿Una colilla para tu nido?

Las aves que viven en las ciudades deben arreglárselas con cualquier material disponible para construir sus nidos. Los pinzones mexicanos y los gorriones ingleses, que son comunes en muchas ciudades de Norteamérica, cubren la superficie de sus nidos con celulosa que obtienen de colillas de cigarro. Las colillas de cigarro, además de que pueden proporcionarles aislamiento térmico, retienen nicotina y otros compuestos que podrían repeler artrópodos, como a los parásitos que con frecuencia ocupan sus nidos. Cuando hay más celulosa en un nido hay menos ácaros; esto lo comprobaron experimentalmente Monserrat Suárez Rodríguez, Isabel López-Rull y Constantino Macías García del Laboratorio de Conducta Animal del Instituto de Ecología de la UNAM, utilizando trampas de calor. Aparentemente, el usar colillas de cigarro es una manera de lidiar con el viejo problema de mantener un nido libre de parásitos. Será necesario hacer más investigación para poder determinar si las aves incorporan a propósito las colillas con el fin de controlar a los parásitos de sus nidos y si esto redunda en un mayor éxito reproductivo.

     Para estimar el número de ectoparásitos en los nidos de pinzones mexicanos y gorriones ingleses, Suarez Rodríguez y colaboradores, colocaron trampas de calor en nidos del campus de la UNAM, en la Ciudad de México. Los investigadores contaron a los parásitos que quedaron atrapados en cinta adhesiva que se colocó en las resistencias de las trampas de calor. Además, recolectaron nidos vacíos para ver cómo estaban construidos. De esta manera encontraron que las aves prefieren colillas usadas para cubrir sus nidos, probablemente por su aroma y que en los nidos con estas colillas había menos parásitos.

     Los resultados de la investigación desarrollada por el equipo del Dr. Macías García, miembro del Laboratorio de Conducta Animal del mencionado Instituto, fueron publicados en línea en la revista Biology Letters de la Royal Society. Las grandes urbes ahora son interesantes escenarios para realizar estudios de biodiversidad ya que sus condiciones ambientales presentan nuevos retos a las interacciones entre las especies, de conducta o incluso, presiones evolutivas diferentes a lo que viven en su entorno natural.

     Mucho se ha hablado de la necesidad de ampliar y mantener áreas verdes como parte del patrimonio natural de las ciudades por los servicios que proveen, en especial se mencionan el agua pura y aire limpio. Sin embargo, no hay suficiente conocimiento sobre los procesos ecológicos que ocurren bajo condiciones como el ruido, así como alimento y materiales de construcción de refugios de origen humano. Todo el conocimiento que se está adquiriendo sobre lo que hoy se denominan ecosistemas urbanos, constituye una fascinante vía para entender nuestro entorno citadino que quizá estimule una relación más armónica entre el ser humano y la naturaleza.

Fuente

Suarez-Rodríguez, M, I. López-Rull y C. Macías García. 2012. Incorporation of cigarrete butts into nests reduces nest ectoparasite load in urban birds. New ingredients for an old recipe? Biology letters 9. Doi: 10.1098/rsbl.2012.0931.

.

Leer más de nuestro trabajo