El Nuevo Laboratorio Nacional de las Ciencias de la Sostenibilidad

El crecimiento poblacional en México y el mundo demanda de cada vez más recursos, muchos de los cuales se han hecho difíciles de conseguir o el obtenerlos representa un alto costo económico y ambiental. Históricamente México ha sido un país rico en recursos naturales a tal grado que en algún momento fue nombrado “el cuerno de la abundancia”. Esta riqueza natural es el resultado de muchos factores, entre ellos el que su ubicación geográfica ha favorecido la existencia de una biodiversidad privilegiada que lo ha colocado en los primeros lugares de la lista de países megadiversos. Sin embargo, México también necesita desarrollarse para darle bienestar a su población y cada vez es más evidente que un desarrollo sostenible es la manera de lograrlo.

     Desde el 2011 el Instituto de Ecología cuenta con el Laboratorio Nacional de las Ciencias de la Sostenibilidad (LANCIS). Su objetivo es llevar a la práctica los postulados de las ciencias de la sostenibilidad para con ello, vincular el conocimiento científico con los procesos de planeación y así generar políticas públicas relacionadas a los grandes problemas del país.

     El LANCIS es un proyecto innovador que fomentará la interacción entre grupos académicos, servidores públicos y la sociedad civil. Además, contará con la tecnología de punta para desarrollar investigación de primer nivel.

     En este esfuerzo colaboran el Instituto de Ingeniería, el Programa Universitario de Medio Ambiente (PUMA) de la UNAM; del Instituto Nacional de Ecología (INE) y la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP ) de la SEMARNAT. Recibe financiamiento de CONACyT.

Unidad de Complejidad, Síntesis y Planeación Colaborativa

El trabajo del LANCIS se desarrolla desde tres perspectivas. Una es en la Unidad de Complejidad, Síntesis y Planeación Colaborativa en donde se fomenta el trabajo en equipo y se abordan problemas relacionados con la planeación y la generación de políticas públicas desde diversas perspectivas. En general, aquí se responden preguntas sobre la gestión sostenible de los sistemas socio-ambientales para encontrar los instrumentos formales más apropiados para la traducción y comunicación de conocimiento científico. La producción científica de esta Unidad podrá ser usada como base para tomar decisiones en los procesos de planeación de ejecutivos y funcionarios de los sectores público, privado y social.

Unidad de Monitoreo Ambiental

La segunda perspectiva se aborda en la Unidad de Monitoreo Ambiental. Esta unidad se creó con el fin de mantener vigiladas las matrices ambientales (por ejemplo, ecosistemas, campos de cultivo, etcétera), para detectar contaminantes químicos y microbiológicos que potencialmente puedan afectar la salud humana. En la Unidad se analizan cuerpos de agua (naturales o artificiales), así como suelos y sedimentos y se conjunta la visión del agua como recurso fundamental para el desarrollo sostenible considerando que la sostenibilidad debe estar asociada al funcionamiento de los sistemas socio-ambientales, al ser estos proveedores de servicios ecosistémicos de regulación y provisión.

     En esta unidad se trabaja para 1) Determinar la presencia de contaminantes en los sistemas acuáticos superficiales y subterráneos, 2) evaluar la eficacia tanto de las tecnologías de tratamiento de aguas residuales como de los sistemas de abastecimiento de agua para la población y la agricultura y 3) determinar la calidad del “caudal ecológico” necesario para preservar la biodiversidad y el patrimonio natural del país.

Unidad de Biología Molecular

La tercera perspectiva del LANCIS se desarrolla en La Unidad de Biología Molecular. En esta Unidad se abordan temas actuales relacionados con las consecuencias de la perturbación y pérdida de biodiversidad en los sistemas socio-ecológicos. En particular, se enfoca en el estudio de la biodiversidad a nivel genético y en la investigación de los mecanismos que la relacionan con la función y adaptabilidad de sistemas ecológicos.

     Este enfoque se debe a que es imperante integrar información detallada sobre la diversidad biológica, que va más allá de su identidad específica, y cómo se relaciona con su entorno. Se espera contribuir a encontrar instrumentos formales apropiados para incorporar la información generada por esta Unidad a la toma de decisiones y diseño de estrategias para el uso sostenible de los recursos naturales.

Formación de personal

Un objetivo importante del LANCIS es contribuir a la formación de cuadros profesionales cuyas capacidades repercutan eficazmente en los sistemas productivos de la sociedad. Por esto se cuenta con una Maestría en Ciencias de la Sostenibilidad en colaboración con la School of Sustainability) de la Universidad Estatal de Arizona, EUA. Esta maestría tiene la visión de impulsar el desarrollo sostenible y fomentar la integración entre las disciplinas científicas y humanísticas. Se espera con ello contribuir a la construcción de un país equitativo, justo y ético, que preserve los elementos de bienestar de las generaciones presentes y futuras.

     Los egresados de la maestría serán profesionales que posean los conocimientos, valores y actitudes necesarias para trabajar en grupos de colaboración. Además, tendrán la capacidad de proponer y poner en marcha los mecanismos para solucionar los problemas que obstruyen el tránsito hacia la sostenibilidad y serán impulsores del desarrollo sostenible en el país.

La sede del LANCIS

Con el fin de alojar al LANCIS, la UNAM está construyendo un nuevo edificio en los terrenos del Instituto de Ecología que estará en funciones a finales del 2012. El edificio incorpora tecnologías sostenibles de consumo de energía, captación de agua pluvial, tratamiento de aguas residuales, y fuentes de energía fotovoltaica y domótica.

     El edificio contará con un jardín vertical y una azotea verde. Además, tendrá un centro de medición que contabilice la eficiencia de los consumos de energía y agua. Esta información estará disponible para consulta del público.

     En el diseño del edificio se integraron los estándares internacionales más altos, así como los Criterios de Construcción Sustentable de la UNAM, desarrollados por la Dirección General de Obras y Conservación. Estos criterios son: minimizar los impactos ambientales, ahorro y manejo eficiente del agua, eficiencia energética y atmosférica, uso de materiales y recursos ambientalmente amigables y calidad ambiental en espacios interiores. Se pretende que el edificio del LANCIS llegue a ser un modelo arquitectónicamente sostenible bajo las restricciones técnicas y presupuestales de una entidad pública como la UNAM.

Leer más de nuestro trabajo