5 de junio Día Mundial del Medio Ambiente

El entorno físico, y la biota que lo habita constituyen lo que en forma un poco redundante llamamos medio ambiente. Como ecólogos, se puede decir que nuestro oficio consiste en entender cómo funcionan los organismos, cómo procede la evolución, en el contexto de un medio ambiente con el cual interactúan. La palabra clave aquí es “interactúan”. En efecto, los atributos de los organismos que habitan un lago, por ejemplo, son moldeados por el ambiente. Su talla, estructura y fisiología han evolucionado guiados por las condiciones ambientales tanto como el ambiente ha sido alterado por ellos. La estructura del lago, a su vez, se va modificando como resultado de la presencia de organismos que lo habitan, hasta el punto en que puede dejar de ser un lago y transformarse, por ejemplo, en un pastizal. Este ejemplo ilustra un punto que se confunde frecuentemente; al habitar un ambiente, los organismos lo modificamos en formas que pueden ser dañinas para nosotros en el largo plazo. No “construimos un nicho”, al menos no en términos adaptativos, sino que lo modificamos. Y eso hemos hecho los humanos, sobre todo en el último siglo, a pasos agigantados. Pero a diferencia de las algas o las truchas de los lagos, nosotros somos capaces de conocer razonablemente bien la manera en que afectamos al medio ambiente. Sabemos, sin lugar a dudas, que estamos contribuyendo a modificar el clima, y que incluso si dejáramos ahora de llenar la atmósfera de gases con efecto invernadero, habrían de pasar muchas generaciones antes de que se lograra revertir el daño acumulado. Negar que enfrentamos cambio climático a una tasa sin precedente, y que éste se debe a nuestras actividades, es irracional. Negarlo con el fin de mantener el beneficio económico que obtienen ciertos sectores sociales es criminal. Al modificar nuestro entorno, paradójicamente nos hemos alejado de la naturaleza; es por ello que el tema de este año el Día Mundial del Medio Ambiente es “Conectar a las personas con la naturaleza”. Declarar a un día del año como Día mundial del medio ambiente no tendrá ningún efecto en nuestra relación con el ambiente, a menos que usemos esta fecha para promover la reflexión seria e informada sobre nuestra relación con el entorno y para acercarnos más a la naturaleza. Hagámoslo. 

Leer más de nuestro trabajo