El compromiso del Instituto de Ecología con la Biodiversidad

Al hablar de biodiversidad (de ecosistemas, de especies y de genes) estamos hablando en realidad de la naturaleza como un todo, en su aspecto funcional y en su aspecto evolutivo. Algo que sin duda es muy interesante es que el ser humano ha ido modificando su visión de esa naturaleza desde siempre.

     Desde su fundación, el Instituto de Ecología ha contribuido a tener una visión de la naturaleza que se apoya en conocerla desde el punto de vista científico. ¿Que es un bosque?, ¿una selva?, ¿el océano?, ¿los continentes?, ¿las cuencas?, y ¿el planeta? fueron conceptos que tomaron y siguen tomando mucho tiempo en ser entendidos. Su composición, su funcionamiento, el poder hacer predicciones sobre su dinámica en distintas condiciones siguen siendo grandes retos para el ser humano. El Instituto reconoció desde hace varios años lo importante que es el tener una visión a distintas escalas, multiescalar, de los problemas ambientales. Ya en el siglo XIX al inventarse la palabra Ecología (el estudio de la casa) por Haeckel, se reconocía la profunda asociación entre el ser humano y su entorno. Aún así, el desarrollo de la Ecología en el siglo XX estuvo caracterizado por el divorcio entre lo que es la naturaleza y lo que es la humanidad. Este divorcio se debe principalmente a que en muchos ámbitos el ser humano es concebido como una especie "diferente" que no tiene tantas restricciones evolutivas y que se ha aislado de los procesos de la evolución de las otras especies. Dentro de esta visión se piensa que la tecnología nos ha aislado de la biodiversidad. ¿Será esto cierto?

     Por otro lado, y a partir de muchos trabajos en los que participó el Instituto, es claro que la humanidad depende de la biodiversidad de manera central. La atmósfera que incluye el oxígeno que nos sostiene, el agua que necesitamos, la producción de alimentos y recursos naturales, todo depende de que se mantengan los procesos que generan los recursos, la energía y la biomasa que consumimos. El Instituto incorporó más recientemente una visión multidisciplinaria para abordar los retos de la sustentabilidad.

     El futuro del Instituto depende de continuar renovando nuestra visión de la biodiversidad incorporando distintas visiones, enfoques, metodologías y disciplinas de tal manera que la propia palabra ecología deje de tener significado dentro de nuestra visión de la naturaleza y la biodiversidad incluya una faceta económica y social, otra desde las humanidades y otra desde las ciencias naturales y exactas. Los retos siguen siendo enormes, pero de la investigación científica del Instituto de Ecología surgen semillas que germinarán para abordarlos transdisciplinariamente.

Leer más de nuestro trabajo