La energía solar cruzará el umbral del carbono en 2018

Traducción de: Michel Martínez

Publicado originalmente el 08 de diciembre de 2016 en Anthropocene Daily Science

Los paneles solares destellantes se han vuelto el emblema de la sostenibilidad. Sin embargo, producir esos paneles de silicio requiere energía. ¿Entonces qué tan verde es en realidad la energía solar? Una nueva investigación muestra que los paneles solares compensan más que el carbono que se libera durante su producción.

     Científicos holandeses descubrieron que para el 2018, la industria de los paneles solares habrá creado más energía de la que ha consumido en los últimos 40 años, ahorrando más emisiones de gas efecto invernadero de las que se liberaron durante su producción. Los detalles se publican en la revista Nature Comunications.

     El equipo, liderado por científicos de la Universidad de Utrecht en los Países Bajos, analizó los resultados de un ciclo de vida de 40 años en las investigaciones de sistemas fotovoltaicos que se llevaron a cabo entre 1976 y 2014. Midieron la capacidad de energía solar total instalada utilizando estimaciones nacionales que se basan en estudios de los proveedores fotovoltaicos. Analizaron también las mejoras en la eficacia de los paneles solares a lo largo de esos años.

     Los científicos señalaron en dicha publicación que: “tanto la producción como el lugar de instalación de los (fotovoltaicos) influyen en su impacto ambiental”. La producción en China, por ejemplo, tiene un impacto dos veces mayor de los gases de efecto invernadero que la producción en Europa, ya que en China, la mayor parte de la energía eléctrica proviene del carbón. Por lo tanto, para sus cálculos, los investigadores tomaron el promedio de una tabla de emisiones del total de los países productores.

     Descubrieron que las instalaciones solares crecieron dramáticamente a una tasa del 45% por año, de 1975 al 2015. Al mismo tiempo, el impacto ambiental de la producción de paneles solares ha disminuido. Por cada duplicación en la capacidad de los paneles de silicio cristalino, el uso de la energía disminuyó entre 12% y 13% y el impacto de los gases invernadero entre 17% y 24%, dependiendo del tipo de silicio que se empleó.

     El punto de equilibrio apareció en 2011 cuando los científicos estimaron el desempeño real de los fotovoltaicos. Ese es el año en que el uso de los paneles solares comenzó a contrarrestar la energía usada y el carbono emitido durante su producción. Pero incluso si se considera el peor caso posible para el desempeño de los paneles solares, el equipo concluye que se alcanzará el umbral en 2018.

Fuente: Atse Louwen et al. Re-assessment of net energy production and greenhouse gas emissions avoidance after 40 years of photovoltaics development. Nature Communications. 2016. DOI: 10.1038/ncomms13728

Versión en inglés: Solar power will cross a carbon threshold by 2018
Colaboración con la revista Anthropocene de Future Earth, EUA.
Imagen: Daniel Parks/ Flickr

Leer más noticias