La energía eólica será mucho más barata

Traducción de: Michel Martínez

Publicado originalmente el 15 de septiembre de 2016 en Conservation This Week

La energía eólica se está disparando alrededor del mundo gracias a los avances tecnológicos y las políticas energéticas que han reducido sus costos. Y las cosas sólo se pondrán mejor con la disminución considerable de los precios a mediados del siglo, de acuerdo con una encuesta en la que participaron los 163 líderes expertos del mundo en energía eólica.

     Los resultados, publicados en Nature Energy, sugieren que el costo de la electricidad derivada del viento podría bajar de 24% a 30% para 2030 en comparación con los precios del 2014, y de 35% a 41% para el 2050.

     ¿Cuál es el factor principal de esta baja en los precios? Según los espertos, aerogeneradores más grandes y efectivos. Aerogeneradores de mayor altura y rotores más amplios facilitan el aprovechamiento de los vientos más fuertes, lo que genera más energía.

     La capacidad global de la energía eólica se cuadriplicó entre 2000 y 2015. Más del 97% provenía de la energía eólica terrestre; no obstante, la capacidad de la energía eólica marítima ha ido en aumento en Europa. Si la energía eólica continúa o no desempeñando un papel importante en el futuro, dependerá directamente de los costos. Por eso, en el pasado, los investigadores han intentado predecir los costos de este tipo de energía, mediante la observación de tendencias y datos históricos, para luego extrapolarlos al futuro, ha ido en aumento en Europa. Si la energía eólica continúa o no desempeñando un papel importante en el futuro, dependerá directamente de los costos. Por eso, en el pasado, los investigadores han intentado predecir los costos de este tipo de energía, mediante la observación de tendencias y datos históricos, para luego extrapolarlos al futuro.

     Los investigadores del Laboratorio Nacional de Lawrence Berkeley, en vez de ello, realizaron un estudio que denominaron “deducción de expertos”. Estos estudios cuidadosamente diseñados se elaboran para eliminar parcialidades y a menudo se consideran las mejores herramientas para desarrollar las estimaciones de cantidades desconocidas o inciertas.

     Los investigadores preguntaron a los expertos sobre tres aplicaciones de la energía eólica: en tierra, marítima fija y marítima flotante. Los resultados indican que la energía eólica en tierra seguirá más barata que la marítima. Pero el costo real de la energía marítima bajará más que la eólica terrestre en el 2050, lo que tiene sentido, ya que la marítima es una tecnología relativamente nueva, que aún se puede mejorar.
Los motivos de la baja de los precios variaban por el tipo de instalación eólica. Para todos los tipos, un factor clave fueron los aerogeneradores más grandes y los rotores más amplios, lo que incrementa la cantidad de energía que un proyecto realmente puede generar. Otra razón común fueron los costos del capital inicial y, en lo que respecta a la energía eólica marítima, menores costos de financiamiento.

Fuente: Wiser R et al. Expert elicitation survey on future wind energy costs. Nature Energy. 2016.
Versión en inglés: Wind power is going to get a lot cheaper
Colaboración con la revista Conservation de la Universidad de Washington, EUA.
Imagen: Jeannie Wallen Photos, Creative Commons

 

Leer más noticias