Las viudas de la guerra protegen los manglares de Sri Lanka

      Las mujeres de Sri Lanka que perdieron a sus esposos durante la guerra civil, ahora están protegiendo los manglares del país y, al mismo tiempo, combaten los estereotipos de género.

     Para muchas mujeres, principalmente las viudas de la aldea de Anphoniyarpura, y de todo el distrito de Mannar en el norte de Sri Lanka, la fuente principal de ingresos es el camarón y la pesca. Las viudas se convirtieron en el único sostén de la familia después de perder a sus esposos durante la guerra civil de 25 años que devastó el norte del país hasta su fin en 2009.

    Para ellas, encontrar trabajo es complicado por los estereotipos de género, sin embargo, hoy en día, una alternativa es aprovechar la riqueza de lagunas de manglares donde se reproducen los mariscos y pequeños peces de los que dependen.

      Según un informe global conjunto del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), los manglares se están perdiendo de tres a cinco veces más rápido que los bosques, y ya ha desaparecido una cuarta parte de la cubierta original de este ecosistema.

     En Sri Lanka, la pesca intensiva, la contaminación y el rápido desarrollo costero, especialmente en zonas turísticas, han contribuido a la pérdida de los manglares. Esto es desastroso para los ecosistemas y afecta la vida de la gente que depende de ellos como fuente de alimentos e ingresos.

     En 2015, la ONG medioambiental estadounidense Seacology, respaldada por el gobierno de Sri Lanka y apoyada por su socio local Sudeesa (Federación de Pequeños Pescadores de Sri Lanka), lanzó un plan a nivel nacional, para ayudar a Sri Lanka a convertirse en el primer país en proteger todos sus manglares. Con un curso de cinco días, a las mujeres se les enseña sobre liderazgo, conservación de manglares y desarrollo comercial. "Uno de los objetivos es la protección y replantación de manglares, y el otro es mejorar el desarrollo económico de las mujeres", menciona Dominic Thuram, gerente regional de Sudeesa. 

     Las pescadoras reciben educación sobre la importancia de los manglares, antes de que cada una reciba un préstamo para establecer su propio negocio y contribuir a proteger sus lagunas locales de manglares. Sudeesa actualmente brinda capacitación y microcréditos a 15,000 mujeres en todo Sri Lanka, incluidas 5,000 viudas en la Provincia del Norte afectada por la guerra.

Puedes leer la nota completa en  Las viudas de la Guerra protegen los manglares de Sri Lanka

La UNAM te respalda. Contacto en caso de violencia de género: http://igualdaddegenero.unam.mx

FOTO:DW/C DAVISON

Revista Oikos=

Oikos22